28 diciembre 2013

Historia de la letra eñe («ñ»)

El rayo que no cesa, poesía
El rayo que no cesa
1936 - España
Miguel Hernández
(Poesía recomendada)
La letra «ñ» es uno de los elementos más característicos del lenguaje castellano. Sin embargo, la mayoría sabe muy poco de ella. Por eso, ya que estamos en Navidad, he decidido dedicar un artículo especial a esta letra única e icónica.

En realidad la «ñ» nació con motivo de economizar espacio en monasterios e imprentas, ya que las tareas de copiado y colocación de caracteres eran muy costosas. Fue así como se decidió sustituir la secuencia «nn» por la letra «ñ», o lo que es lo mismo, una «n» con una línea (denominada virgulilla) sobre ella. También hay quien cree que dicha línea era en realidad una pequeña «n» sobre la «n» normal.

Durante el siglo XIV se extendió su uso y finalmente en 1492, año del descubrimiento de América, se incluyó en la Gramática de Nebrija. Se trata de una letra propia del castellano, pero también se utiliza en lenguas relacionadas con ella como el gallego, el asturiano, el extremeño, el euskera, el tagalo y algunas lenguas indígenas americanas, como el otomí, el guaraní y las lenguas quechuas. No queda claro cómo y dónde se originó la letra (el siglo IX parece la apuesta más segura), ya que en el primer texto gallegoque se conserva, datado en 1228,  ya aparece y el castellano no penetró en Galicia hasta dos o tres siglos más tarde.

19 diciembre 2013

¿Se puede decir 'inconcluido', 'inconcluyente' o 'inconcluente'?

7 vidas
7 Vidas
1999 - España
(Serie recomendada)
A través del formulario del blog, Justa me ha comentado que el otro día, en su trabajo, todos tenían dudas sobre estas tres palabras: inconcluído, inconcluente e inconcluyente. ¿Cuál es la correcta? Pues bien, ninguna de ellas lo es, pero por determinados motivos:

-Inconcluido no existe y no sirve como antónimo de “concluido” (lo correcto es decir simplemente no concluido).

-Inconcluyente no es el antónimo de concluyente y no está admitida por la RAE pese a ser una palabra bastante empleada (lo correcto es decir no concluyente).

-Inconcluente es una palabra mal formada, ya que le falta la “y” (aunque, como hemos visto, tampoco incluyéndola estaría aceptada). La confusión se debe a su parecido con la palabra incongruente.

11 diciembre 2013

Diferencia entre 'vaya', 'baya' y 'valla'

Póster de Amores perros
Amores perros
2000 - México
Alejandro Gz Iñárritu
(Película recomendada)
Vaya, baya y valla son tres palabras que (salvo para quienes hacen distinción entre la pronunciación de los sonidos ll e y) causan confusión al ser homófonas. Cada una tiene su propio significado:

-Vaya es una interjección que se emplea en oraciones exclamativas (ej: “¡Vaya collar te has comprado!). También corresponde al verbo ir (ej: “Espero que esté bien, vaya a donde vaya”; “Vaya a verle antes de que sea demasiado tarde”; ¡Que te vaya bien!). Aunque su uso es poco común, también tiene el significado de hacer una burla a alguien (dar una vaya).

-La baya es un tipo de fruto carnoso con semillas rodeadas de pulpa.

-La valla es una línea de estacas utilizada para vallar un lugar (aunque hay vallas de otros materiales). También tiene el sentido de valla publicitaria.

02 diciembre 2013

Por qué no separar sujeto y predicado

Lila, primera novela de Emily Roberts
Lila
2011 - España
Emily Roberts
(Novela recomendada)
Toda oración (frase) consta de dos elementos: sujeto (realizador de la acción) y predicado (acción realizada). Ej: “María cose”; ¿quién realiza la acción? María. ¿Cuál es la acción realizada? Coser; por tanto, “María” es el sujeto y “cose” el predicado.

Las oraciones pueden ser tan simples como ésta o mucho más elaboradas, pero siempre constarán de sujeto y predicado. Así, la oración “El pesado de José Antonio, un chico bastante desagradable que conocí en clase de matemáticas, siempre está diciendo que su madre hace las tortillas más ricas del mundo y que algún día va a traer una para que la probemos”, aunque mucho más compleja que la anterior, tiene las mismas dos partes: sujeto (quién realiza la acción: “El pesado de José Antonio, un chico bastante desagradable que conocí en clase de matemáticas”) y predicado (acción realizada: “siempre está diciendo que su madre hace las tortillas más ricas del mundo y que algún día va a traer una para que la probemos”).
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...